CONTABILIDAD SIMPLIFICADA

La contabilidad simplificada permite que las empresas queden exentas de balances, de inventarios y de hacer depreciaciones, para simplemente llevar libros básicos, compras y ventas si pagan IVA, de caja, y de ingresos y egresos.

Con la llegada de la ley 20.899 de reforma a la reforma tributaria, se complejizan los sistemas de contabilidad completa. Esto debido a la gran cantidad de registros que hay que llevar con los nuevos artículos 14 A ) renta atribuida y 14 B) sistema parcialmente integrado.

Es por esto, que se crea el sistema de contabilidad simplificada, para simplificar el impuesto de primera categoría (impuesto corporativo) que debe ser pagado año a año por las empresas. Este sistema fue pensado por el legislador para micro, pequeñas y medianas empresas.

En el caso de contabilidad simplificada, para el pago de impuestos, la Renta Líquida Imponible, se determina fácilmente a través de la diferencia entre los ingresos y egresos del contribuyente.

El impuesto corporativo funciona como adelanto de los impuestos finales que deben pagar los socios por la renta generada por la empresa. 

REQUISITOS EXIGIDOS AL CONTRIBUYENTE PARA SER AUTORIZADOS POR EL SII A LLEVAR CONTABILIDAD SIMPLIFICADA

Estar clasificados, a partir del 01 de enero 2020, en alguno de los siguientes régimenes tributarios.

  • ProPyme General: Contribuyentes obligados a llevar contabilidad completa, con la opción de una simplificada.

  • ProPyme Transparente: Contribuyentes liberados de llevar contabilidad completa.

Soporte:

+56 9 94061906

+56 9 98847953

Mac Iver#484. Of.#102. Santiago Centro.